El consumo de contenidos a través de teléfonos inteligentes aumenta de acuerdo a las capacidades de los equipos, lo que hace de las pantallas grandes uno de los atributos más buscados por los consumidores actualmente.

Aquí tienes tres buenas razones para elegir un smartphone con una pantalla superior a las 4.7 pulgadas:

Más comodidad

El uso de computadores personales para consumir contenidos (en tiempos de ocio) baja con respecto al de los teléfonos inteligentes, ya que las pantallas HD de más de 5 pulgadas están permitiéndole a los usuarios disfrutar vídeos, películas y series con excelente calidad y sin esforzar sus ojos.

 

Más productividad

Una pantalla grande puede hacer más provechosos los momentos en los que tengamos un computador portátil a la mano. Mientras vamos caminando al trabajo podemos editar archivos o revisar nuestras páginas web informativas favoritas.

 

Mejor experiencia

Cuando la pantalla supera las 4.7 pulgadas la batería y el procesador tendrán un rendimiento acorde a las características del teléfono, la cámara fotográfica captará imágenes más detalladas y podrás sacarle el jugo a los gráficos de los videojuegos.

Si eres un usuario que constantemente está consumiendo contenidos: fotos, juegos, libros, música y vídeos, deberías considerar comprar un smartphone de pantalla grande esta navidad.